Blogia
El Altavoz

Le adoran a usted, virtualmente

Claro que sí. A usted le adoran. Le han puesto ya hasta tres mensajes que le dicen literalmente “excelente tu opinión, coincidimos plenamente, un admirativo saludo”, “de verdad que demuestras ser muy inteligente, me encantas”, “!bravo!, qué estupendo conocerte, aprendo contigo”. Otros dos que dicen: “eres guay, un beso enorme”, “ke chuli lo tuyo, bravísimo”.

 

Es decir que lo adoran.

Eso sí, no le han visto a usted en su vida.

Y cuando cierra usted el ordenador deja de ser Pepito16 y se convierte en Pepe a secas. Y “Ketama34” que le ha dicho a usted que le manda un beso enorme, vuelve a ser Rogelio… aunque eso usted no lo sabe, por supuesto.

Pero esto es Internet, y usted está obligado a admitir si no quiere ser heterodoxo, si no quiere meterse en problemas, si quiere que le sigan queriendo mucho, que todo lo que se dice, se dice con “comillas”, porque en Red vale todo.

No estoy diciendo- ya veo gestos de desaprobación y meneos de cabeza- que no se puedan hacer amistades en  Red. Yo las he hecho, pero a todos mis Amigos que he hecho en Red los conozco en persona.

Lo que digo es que pruebe usted a estar en desacuerdo con alguno de estos que le adoran tanto, a ver cuánto dura la adoración. Y no me refiero al desacuerdo nimio.

Lo que digo es que para adorar hace falta tener ganas de manipular al otro, para quererlo hacer falta ser libre.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres